miércoles, 8 de enero de 2014

Posted by Elena Díaz On 11:25
Tras las fiestas navideñas comienza otra tradición, la temporada de rebajas, en la que muchos consumidores tratamos de hacernos con aquellas prendas u objetos que quizás no nos podíamos permitir antes adquiriéndolos ahora a un precio inferior, y que supone uno de los periodos claves en las ventas de todo establecimiento. Pero, ¿conocemos “las reglas del juego”? ¿Cumplen verdaderamente nuestras tiendas habituales estas reglas? ¿Sabemos diferenciar entre una rebaja, un saldo o una liquidación? ¿Cuáles son nuestros derechos como consumidores en este tipo de descuentos?

Lo primero a tener en cuenta es que los derechos de los consumidores no se “rebajan” igual que los precios en estos periodos. Siguen siendo los mismos, si bien los establecimientos sometidos a estos descuentos deben tener en cuenta una serie de normas y que, como curiosidad, os relato:

-En los anuncios de este tipo de ventas deberá especificarse la duración así como las condiciones especiales
en las que se realicen.

-Cuando la oferta (llámese rebaja, saldo o liquidación) no comprenda al menos el 50% de los artículos puestos a la venta, la promoción no se podrá anunciar como medida general, sino referida de forma exclusiva a aquellos artículos a los que afecte. Es decir, al comienzo de las rebajas, el 50% de los productos deben estar rebajados para poder hablar de rebajas en general. Si, por ejemplo, sólo estuvieran rebajados los pantalones, tendría que especificarse que hay rebajas en pantalones.

-Cuando se oferten productos a precio normal y a precio reducido en el mismo establecimiento (lo típico de prendas rebajadas y prendas de nueva temporada o de continuación), deberán de aparecer lo suficientemente separados de forma que no pueda dar lugar a confusión en el consumidor.

-Cuando se trate de artículos con reducción de precio, deberá figurar con claridad en cada producto, el precio reducido junto al precio anterior.

Ahora bien, es importante distinguir entre las rebajas, los saldos o las liquidaciones ya que su regulación y las garantías que nos ofrecen son distintas y así poder saber cuándo verdaderamente son rebajas o nos están intentando “colar” saldos o liquidaciones.

El periodo de rebajas es aquel en el que se ofrecen productos a un precio inferior al anterior y es necesario que recaigan sobre productos puestos a la venta con anterioridad bajo el precio ordinario y que se encuentren en idénticas condiciones, es decir, no son consideradas “rebajas” la venta de productos que estén deteriorados o adquiridos expresamente para venderlos a un precio inferior.

Por tanto, en rebajas debemos tener en cuenta que:

-Los artículos objeto de las mismas deben haber estado incluidos con anterioridad en la oferta habitual de la empresa y durante un plazo de un mes como mínimo. Esto conlleva que aquellos productos que podemos encontrar en rebajas deben ser los mismos que encontrábamos con anterioridad en el establecimiento.

-Además, estos artículos rebajados no podrán haber sido objeto de promoción durante el mes anterior a la fecha de inicio de las rebajas.

-La tienda deberá admitir los mismos medios de pago que durante todo el año. Si no, deberá expresarlo de forma visible y clara en el establecimiento.

-La política de devoluciones debe ser la misma que durante el resto del año.

-No existe obligación de aceptar un cheque, vale ni cambio cuando un artículo presenta un defecto. En este caso se puede exigir el abono de la compra.

-En caso de que sea necesaria la devolución de artículos que se hubiesen adquirido antes de la rebajas, por ejemplo con vistas a los regalos de Reyes, y que ahora se encuentren rebajados, dicha devolución debe realizarse por el importe que aparece reflejado en el ticket de compra y no por el importe rebajado.

Los productos de saldo son lo que coloquialmente denominamos “taras” y que son aquellos que se ponen a  la venta por estar estropeados o deteriorados u obsoletos (por ser de otras temporadas, por ejemplo).

Por último, las ventas en liquidación tienen como objetivo vender y acabar con una parte o el total de las existencias de un negocio reduciendo los precios, pero solo procede por determinadas causas tasadas, tales como decisión judicial o administrativa, por cese total o parcial del comercio, cambio de ramo de comercio o fuerza mayor, entre otras.

Imágenes: http://www.flickr.com/photos/claudiolobos/5336340041/ - Claudio Lobos; http://www.flickr.com/photos/carmenmayado/3572766383 - Mayado Moda

10 comentarios:

  1. Hola! Gracias por la Info, es bueno tener en cuenta esta información porque hay mucho listo y a veces no quieren meter gato por liebre sobre todo en el pequeño-medio comercio. Sobre todo lo que me he dado cuenta es que cada vez las Rebajas son menos Rebajas... hoy he salido a dar una vuelta y apenas hay bajadas considerables de precio, mucho cartel pero luego tampoco he visto muchas gangas.... habrá que esperarse un poquito más, la verdad es que para 5 ó 6 euros no me espero a las rebajas, me compro la prenda en temporada y la disfruto desde octubre... pienso que hay mucho de publicidad engañosa en todo.... a ver si empiezan ya las segundas rebajas y hay mas movimiento porque por ahora poco, poquito....

    Besitos1
    Ángela de My Secret Journal Blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar. En algunas ocasiones los comercios suelen pasar por alto este tipo de normas, por eso creo que es conveniente tenerlas presentes para poder poner una hoja de reclamaciones en caso de que nos afecte. En cuanto a las bajadas de precio, es cierto que hay marcas que apenas las realizan y rebajan unos euros con tal de "subirse al carro" de las rebajas y hacer más caja, pero eso ya es cuestión de la moralidad de cada uno puesto que no existe un porcentaje determinado que deban cumplir, a excepción de lo comentado en el post referente a que al menos el 50% de los productos debe estar rebajado para que puedan anunciarse como rebajas en términos generales.

      Eliminar
  2. Me encanta tu blog tienes mucha información en todos los post que es importante saber :)
    Un beso desde http://elsecretodejadekinomoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! No sabes lo que me alegran este tipo de comentarios, gracias!

      Eliminar
  3. Muy interesante, gracias x la info!!.http://almaycapote.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. Esta información nos viene muy bien porque a veces no sabemos ni lo que compramos, ahora en Rebajas hay muchos comercios que se aprovechan e intentan engañar con algunas de sus ofertas.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso es importante saber distinguir y que no nos den gato por liebre. Gracias por comentar y compartir tu opinión.

      Eliminar


  5. EXCELENTE ARTÍCULO ELENA, EXCELENTE!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Me alegro de que te resulte interesante.

      Eliminar